Saltar a:

Espiritus

Inicio

Fotografías de espíritus reales

En algún momento de nuestras vidas hemos tenido la posibilidad de observar todo tipo de fotografias de espiritus y es importante destacar que más allá de que las mismas sean producto de leyendas urbanas e historias fantasmagóricas debemos tener en cuenta que simbolizan documentos importantísimos en cuanto a la investigación de los fenómenos paranormales estudiados por la parapsicología.

A pesar de que existen muchas fotografías de espíritus falsificadas, también existen muchas que son reales, y la pregunta más frecuente es ¿De qué manera se logra tomar la imagen de un espíritu?; lo cierto es que no se requiere de ningún aparato especial, ni de la tecnología más avanzada, simplemente, como dijimos anteriormente, es cuestión de encontrarse en el lugar adecuado al momento preciso.

Las primeras fotografias de espiritus que se tomaron en la historia, fueron en realidad puras coincidencias ya que en esa época para lograr una buena fotografía, se requería que la persona fotografiada pase varios minutos en la misma posición; las cámaras fotográficas más viejas solían exigir esto, debido a que si algo pasaba por enfrente de la lente, sea lo que sea, la fotografía final saldría con una especie de silueta borrosa. De todos modos, a pesar de la poca credibilidad que las fotografias de espiritus tenían en aquella época, quien se adjudico la primera fotografía real de un espíritu fue William Mumler, un grabador de Joyas que trabajaba en Boston y que en sus ratos libres se dedicaba a la fotografía. fotografias-espiritus-bosque

Mumler cuenta que un día, mientras realizaba el procesos de revelado en su laboratorio noto que en una de las fotografías salía la imagen de una mujer joven que estaba parada justo a su lado; analizando de cerca y detenidamente esta figura, llego a la conclusión de que esa mujer era una prima suya que había muerto hacia algunos años y recordó que antes de fotografiarse el mismo, sintió una sensación extraña como de un temblor incontrolable en su brazo. Esta foto, considerada oficialmente la primera fotografia de espiritus fue tomada en el año 1862. La dueña de la joyería en donde trabaja Mumler le propuso crear dentro de la joyería una especie de muestra fotográfica con todas las fotografías de espíritus que se puedan conseguir. Las fotografias de espiritus comenzaron a tener un éxito rotundo luego de la guerra civil de Estados Unidos, cuando los familiares de las victimas caídas, buscaban un medio de conexión con sus seres queridos. Teniendo esto en cuenta, Mumler cometió el error de comenzar a lucrar con ello, cobrando unos 10 dólares por cada una de las fotografías de espíritus (en esa época los cuadros y retratos costaban apenas unos centavos) y empezó a falsificar la mayoría de las fotos que se vendían. El año 1869 Mumler fue acusado de fraude y a pesar de no haber sido encontrado culpable, los costos por su defensa hicieron que quebrara y aunque intentó regresar a la fotografía, el negocio nunca pudo retomar el éxito que tuvo en algún momento. En el año 1884 Mumler se suicidó luego de romper y quemar todos sus negativos.

¿Por qué los espíritus se dejan fotografiar?

Teniendo en cuenta que las fotografias de espiritus no son algo común de tomar, muchas gente se pregunta por qué salen en algunas y en otras no. Hay muchas teorías que argumentan las razones por las cuales los espíritus dejan fotografiarse, y a pesar de que algunas suenan mucho más lógicas que otras, todas son validas ya que estamos hablando de un fenómeno que nunca ha podido ser comprobado científicamente. Las fotografías de espíritus suelen ser consecuencia de un intento de comunicación de la persona fallecida con sus familiares, es por ello que resulta muy común escuchar testimonios de personas que aseguran que parientes suyos que ya están muertos, salen en las fotografías tomadas durante reuniones familiares o eventos especiales.

fotografias-espiritus-cementerioSe cree que el espíritu no desea despegarse de su entorno, o simplemente requiere de la ayuda de algún familiar para despegarse de nuestro plano. Pero ¿Por qué muchas veces salimos en fotografias de espiritus que no tienen nada que ver con nosotros?, la respuesta a esto puede ser o muy simple o muy compleja: en el primer caso, es probable que alguna de las personas que salga en la fotografía tenga una cierta capacidad de percepción con respecto a los espíritus y lo que busca el alma del difunto es que esta persona lo ayude durante su transición después de la muerte; ahora bien, la parte complicada es cuando el espíritu es maligno y posee alguna intención negativa hacia alguna de las personas que salen en la fotografía.

En este caso se debe ser muy cuidadoso, ya que no poseemos la capacidad de distinguir entre los espíritus buenos y los malos, y las fotografias de espiritus no ayudan mucho con ello. Lo único que podemos decirle es que si el espíritu que sale fotografiado posee algún matiz de color oscuro, o bien, un aura que lo rodea, lo más probable es que se trata de un espíritu que se nos ha pegado y tenga alguna intención maligna que puede ir desde la venganza (independientemente de que no hayamos tenido nada que ver con la persona en vida) o bien, la posesión.



(c) www.tarotyvidencias.com | contactarnos