Saltar a:

Karma

Suerte

Mala suerte

Numeros de la suerte

Bambu de la suerte

Piedras de la suerte

Amuletos

Talismanes

Inicio

Fortuna, suerte y azar

La fortuna es muy similar a la suerte, con la diferencia de que tener fortuna siempre se interpreta por el lado positivo.

Cuando una persona tiene fortuna o es afortunado en algún ámbito de su vida, estamos refiriéndonos a que le va muy bien, pero ¿De dónde viene la palabra?, la verdad es que la historia de la fortuna tiene su lugar en la mitología romana, donde era considerada la diosa de la suerte. El símbolo con el que se representaba a esta diosa era con una rueda que hacía referencia al azar (de allí el nombre del famoso juego “rueda de la fortuna”). Esta Diosa romana siempre era considerada como una deidad positiva en cuanto a su influencia sobre las cosas aunque también tenía su lado negativo que era llamado Fortuna Dubia, que significa Fortuna Dudosa. Otro nombre que se le daba a la diosa Fortuna era el de Annonaria, y aunque no se conoce una genealogía canónica o mítica era considerada la hija de Júpiter. La diosa romana Fortuna es el equivalente a la Diosa Griega Tyké.

fortuna-amuletosAhora bien si hablamos de la fortuna que todos conocemos y que todos anhelamos tener en cada ámbito de nuestra vida, debemos decir que la misma se encuentra directamente ligada al azar. En primer lugar debemos tener en cuenta que todo sucede por una razón, ya sean razones materiales o inmateriales pero el azar contradice esta pauta. Desde la existencia del hombre, el mismo siempre se ha enfrentado a situaciones complicadas en donde todo lo desconocido se convierte en un reto. A lo largo de la historia de la humanidad, muchas culturas han intentado descifrar qué es el azar y de qué manera se relaciona con la fortuna ya que el mismo no se orina ni n la filosofía ni tampoco en la teología.

De hecho cuando hablamos de azar lo primero que se nos viene a la mente son los famosos juegos que en exceso, pueden resultar muy peligrosos para la salud de las personas; pero como bien sabemos, se debe ser muy afortunado para lograr acertar en estos juegos. Pero de todos modos, es importante que tengamos en cuenta que la fortuna es simplemente una idea abstracta que nos ayuda a convencernos de que poseemos ese toque de gracia para que nos vaya muy bien, no solo en los juegos de azar, sino en los diferentes aspectos de nuestra vida. De todos modos es importante que no confundamos la fortuna con el azar, ya que estos son dos elementos que trabajan juntos, pero su significado no es el mismo. La fortuna también se relaciona con la suerte, de hecho, una persona que tiene fortuna o es afortunada, tiene mucha suerte, al igual que si una persona es desafortunada su suerte es mala.

La fortuna en nuestra vida

fortuna-dineroA pesar de que se pueda creer que la fortuna es simplemente una casualidad es importante que tengamos en cuenta que esto no es tan así. Tener fortuna es básicamente un poder individual ya que se crea a partir de uno mismo: nace en nuestros pensamientos para proyectarse en nuestras acciones, por lo que debemos comprender que aquellas personas que son acompañados por la fortuna no son seres especiales ni mágicos, simplemente se trata de personas que han puesto muchas ganas de superación en cada una de las actividades que han emprendido.

Una persona afortunada no espera acostada en la cama que la fortuna le llueva, por el contrario los “afortunados” trabajan muy duro para lograr que les vaya bien en cada uno de los ámbitos de su vida. Para que la fortuna nos acompañe, lo primero que debemos considerar es un cambio mental; la mente debe estar siempre positiva y con la determinación de enfocarse únicamente en aquellos pasos que deberemos dar para alcanzar nuestros objetivos deseados. Por ejemplo, si etiquetamos a una persona como “afortunada” por haber conseguido un trabajo ideal, entonces debemos tener en cuenta que dicha fortuna se debe a que la persona se ha preparado para ese trabajo; lo mismo sucede con las personas que tuvieron fortuna al encontrar una pareja que se complemente con ellos mismos. Tener fortuna no es cuestión de magia ni de hacer brujerías, la fortuna es un premio al esfuerzo que se ha puesto en cada uno de ámbitos de nuestra vida, por ello es necesario que si se desea la fortuna en algún aspecto cotidiano, la misma debe ser buscada y perseguida con trabajo y dedicación.



(c) www.tarotyvidencias.com | contactarnos