Saltar a:

Iching

Inicio

Características de los hexagramas de I-Ching

Los hexagramas i ching representan imágenes de diferentes situaciones universales, con sus respectivas combinaciones entre la fuerza luminosa celesta, la terrena y la oscura, dentro de los hexagramas i-ching se nos presenta la posibilidad de que podamos realizar una modificación y una transformación en los trazos individuales, de modo tal que cada uno de los signos pueda transformarse en otro, como suele ocurrir en el constante y eterno cambio de las situaciones de la vida.

Es importante tener en cuenta que los hexagramas I ching muestran las imágenes de todos los estados en los que se puede encontrar el mundo en su totalidad, mientras que las líneas individuales por su parte, señalan dentro de dichas circunstancias globales las cambiantes situaciones. Cada uno de los hexagramas i-ching se encuentran compuestos por seis línea que se construyen y se comienzan a contar desde abajo hacia arriba, de manera tal que los lugares del 1, el 3 y el 5 se tratan de puestos luminosos, mientras que los lugares 2, 6 y 4 son oscuros (distinguidos en el primer caso, ordinarios en el segundo).

La línea más firme de los hexagramas de i ching se encuentra representada por un trazo indiviso correspondiente al Yang, el principio luminoso; por otra parte, la línea blanda se compone por un trazo quebrado que corresponde al Yin, es decir al principio oscuro. hexagramas-i-ching-libroAhora bien, las oraciones que podemos encontrar de las diferentes líneas individuales que corresponden a los hexagramas de i ching le pertenecen al duque Chou y hacen referencia a las modificaciones o quizás a las diferentes posibilidades que se suceden en un situación total; también es importante tener en cuenta que en los dictámenes que presente el i-ching podremos encontrar muchas palabras como “ventura”, “desventura”, “humillación”, “arrepentimiento”.

Básicamente bajo la interpretación de los hexagramas de i-ching, esto significa que cuando el rumbo que toma la acción es acorde a las leyes universales, esto mismo nos ayuda a lograr la conquista de lo que nos proponemos. Ahora bien, si los hexagramas de i ching no dicen que la dirección que se ha tomado es la equivocada y ante la advertencia de ello nos arrepentimos y lo cambiamos, es probable que esto provoque algo de tristeza pero el libro no nos augurará desventura. Por otro lado es importante destacar el hecho de que los hexagramas de i-ching poseen dos tipos de regentes, uno denominado el constituyente en donde el trazo otorga al signo su sentido característico, y el regente gobernante que habitualmente se trata del 5to puesto.

Interpretación de los hexagramas de I Ching

El primer grado de evolución de los hexagramas de i ching tiene que ver con la combinación sistemática de los trazos partidos y enteros que podemos observar en los diagramas. Estas líneas que se forman, combinadas, nos dan un total de 4 signos. Al mismo tiempo los diagramas continúan evolucionando, agregando un trazo más, lo que provoca que se transformen en trigramas y al someter a estos cuatro diagramas a la totalidad de las combinaciones posibles se logra obtener como resultado los ocho trigramas básicos que dan origen a los hexagramas de i ching. Como el trigrama se encuentra compuesto por tres líneas, el mismo grafica una experiencia de la vida que se vive en tres momentos diferentes.

hexagramas-i-ching-hexagramaParalelamente a que cada trigrama presenta características de cada uno de los cinco elementos básicos que corresponden a la tradición oriental (tierra, agua, fuego, metal y madera) también son representados por un color, una nota musical, un planeta, un punto cardinal, un animal, una estación del año, un miembro de la familia y una zona específica del cuerpo físico con el que se identifican. Esos trigramas tienden a combinarse recíprocamente en la mayoría de las variantes posibles, que son ocho, y así dan origen a los 64 hexagramas de i ching.

Vale aclarar, que son treinta y dos las variantes diferentes de oposición correspondientes a algunas actitudes internas que el ser humano suele mostrar frente a las situaciones de la vida. Entonces, teniendo todo esto en cuenta podemos decir que los hexagramas de i-ching constituyen a un trigrama sobre otro, es decir, una estructura (la misma que inspiro a George Boole para crear el sistema binario en el cual se basa la electrónica y las computadoras) compuesta por seis líneas.

Todos los hexagramas del i-ching están concatenados unos a otros demostrando las distintas situaciones por las que un ser humano debe pasar a lo largo de su vida tal y como a una experiencia anterior le sigue la posterior que le corresponde.



(c) www.tarotyvidencias.com | contactarnos