Saltar a:

Pagano

Inicio

Características de la Quimbada

La religión denominada Quimbada se caracteriza por poseer una tendencia muy marcada hacia aquellos rituales mágicos que se suelen practicar en algunas sesiones privadas, llevadas a cabo para trabajos que tienen como finalidad hacer o deshacer el mal.

Al igual que el vudú y la religión umbanda, la quimbada tiene como principal ritual el sacrificio de animales tales como los cabritos, las gallinas y en algunos casos las palomas. Los mismos cumplen el rol de ofrendas que ayudan a que las invocaciones litúrgicas sean efectivas. Es importante destacar el hecho de que para todos aquellos trabajos que estén destinados a hacer el mal, se suele contactar al Dios Exú, ya que el concepto de esta deidad es de por sí muy problemático, y es básicamente el equivalente al demonio adoptado por el cristianismo. En la mayoría de los cultos africanos, tal y como en el Candomblé, Exú se considera un orixá rebelde, capaz de interferir con las ceremonias, por esta razón consideran importante que el mismo sea apartado y no sólo cuando se están llevando a cabo los trabajos, sino que también en el momento de la localización de los cuartos de santo, es decir, fuera del predio en donde se realiza el ritual.

quimbada-mujerLa creencia de la quimbada con respecto a este Dios es que es un enviado de los Orixá, pero que no posee voluntad propia, por lo tanto se trata de una fuerza que habitualmente debe ser movilizada, debido a que su ausencia no permite que se puedan iniciar los trabajos. Por otra parte, en la quimbada, Exú es el centinela a quien todo fiel debe complacer y agradecer. Por otra parte, es importante mencionar que las principales líneas africanistas se vieron envueltas por los cultos del catolicismo los cuales encubrían la reminiscencia que estaba oculta en la mayoría de los rituales africanos; en el mayor de los secretos, muchos de ellos ejercían magia negra, especialmente cuando se trataba de realizar trabajos de protección frente a los abusos de sus amos y de la prepotencia de la iglesia colonial, de los cuales los esclavos eran victimas cotidianas.

De esta manera, las esencias religiosas de aquellos esclavos negros que heredaron las viejas tradiciones y costumbres religiosas, fueron sometidas por el catolicismo, que por su parte hacia un especial hincapié en el interés al culto externo de las imágenes santificadas por los fieles de la quimbada. En aquella época tanto los esclavos negros como los indios veneraban en aquellas imágenes que representaban a sus antiguos dioses transfigurados. Por su parte, todos los esclavos fugitivos solían refugiarse en la selva junto a varias tribus indígenas y algunos blancos descastados, y fue precisamente en esos reductos, también llamados quilombos, que se fueron juntando la mayoría de las creencias de todos los pueblos oprimidos, derivando de esta manera en lo que hoy se conoce como la quimbada. Otro detalle importante que merece ser destacado es que los esclavos negros solían defenderse de los blancos y de su poder recurriendo a las fuerzas de la quimbada y a la vez, perseguían a sus enemigos con diferentes tipos de trabajos de magia negra.

Rituales Quimbada

En la mayoría de los rituales característicos de la Quimbanda se suelen tocar tambores y maracas, invocando a Exú. Dicha invocación se hace a través de la simbología que representan los puntos cantados y algunos otros escritos, y cuando los espíritus van entrando al cuerpo de los asistentes del ritual quimbada que lucen vestimentas rojas y negras con el fin de propiciar la vibración que se necesita para realizar correctamente el ritual. Los orixá, o santos africanos, suelen asentarse sobre piedras, mientras que el Exú lo hace en un plato de barro con varios elementos que se le ofrecen ya que los mismos ayudan a que su poder se potencie.

quimbada-hombreSi bien hemos descripto los rituales de magia negra que se practican en la quimbada, debemos decir que, en la religión, se llevan a cabo actos de magia blanca en los cuales las claves morales del perfeccionamiento de la misma son la caridad, el amor y especialmente la integración con la naturaleza. Cada individuo posee una directa relación con un Orixá que influye en su vida casi como los Ángeles de la guarda del cristianismo.

Y es importante destacar que cada entidad maneja algún elemento de la naturaleza como una suerte de fuerza independiente que se encuentra en equilibrio con el resto de las fuerzas naturales. También debemos decir que en las creencias que comprende la quimbada, El Karma de una persona puede llegar a tener el espíritu de un hombre o de una mujer y la materia, es decir, el cuerpo físico, tiende a actuar dentro de ese espíritu por su influjo. Teniendo en cuenta esto, en la quimbada, el Orixá de cada persona marca su vida con una tendencia que es general y constante. Según la quimbada, la identidad de los espíritus de cada individuo puede averiguarse a través de un ritual llamado “buzios”, utilizando esta herramienta, es muy posible lograr realizar una tabla de los tipos de carácter, que según los orixá forman parte se la personalidad de cada caso.



(c) www.tarotyvidencias.com | contactarnos