Saltar a:

Pagano

Inicio

Poder sanador

Los sanadores suelen curar enfermedades y dolencias a través de la energía, aunque debemos decir que se apoyan mucho en todo lo que es la medicina con hierbas, bálsamos y preparados.

Al igual que los curanderos, la credibilidad de los sanadores es puesta en tela de juicio debido a las características que poseen las diferentes prácticas que realiza. Por ejemplo, uno de los casos más comunes que se suceden bajo la mano de un sanador es el hecho de que tiene la habilidad de poder realizar una operación sin utilizar ningún tipo de anestesia, pero para que podamos comprender de qué manera opera un sanador, podemos decir que los mismos suelen atender a sus pacientes sobre una mesa y, la mayoría de las veces, el mismo no debe despojarse de su ropa como sucede en una consulta médica regular.

Las únicas partes del cuerpo que deben estar a la vista son el vientre y en alguna ocasiones el pecho; generalmente los sanadores suelen comenzar su revisión colocando una toalla por encima de la ropa del paciente para evitar que la misma se manche; una vez hecho esto el sanador se acerca al paciente y, ayudándose con un algodón empapado, comienza con la limpieza del vientre frotándolo vigorosamente. sanador-hombreCuando todo se encuentra listo, el sanador comienza a masajear la piel con bastante fuerza hasta que sus dedos comienzan lentamente a atravesarla, y de esta manera es como cortan la piel para las operaciones: con los dedos.

Ahora bien, los pasos anteriormente mencionados se hacen en aquellos casos en donde la cirugía es menor, como una apendicitis o la extirpación del bazo, pero ¿Qué pasa cuando se trata de sacar un tumor? En este caso tan particular, dicen muchas personas que han presenciado estas operaciones sin anestesia ni elementos de cirugía comunes, el tumor es extraído luego de ser empujado con la mano para después masajear una vez más la herida ocasionada por el corte. Lo más sorprendente es que cuando comienza a masajear, utiliza un algodón, el sanador utiliza nuevamente un algodón para lograr limpiar el vientre que seguramente estará lleno de sangre y se puede observar como la herida se ha cerrado por completo y no presenta rastros de ninguna incisión. Este tipo de operaciones dura alrededor de 4 minutos y se dice que el paciente no siente ningún tipo de dolor.

La opinión científica con respecto a los sanadores

Son miles las personas enfermas que acuden a estos sanadores para que, justamente, los sanen. En Brasil, por ejemplo, existen varios sanadores que operan casi de la misma manera, y entre todos ellos hubo un sanador llamado José Arigo. El mismo solía practicar intervenciones quirúrgicas que se caracterizaban por ser muy rápidas, pero en este caso él lo hacía con ayuda de un simple cuchillo; a pesar de esto, no se ha tenido registro acerca de alguna infección postoperatoria. Por su parte la medicina tradicional es una fuerte oponente a estos métodos, ya que básicamente se encargan de negarlos, apoyándose en todas las leyes que comprende la fisiología. De hecho una investigación de la A.M.N. (Asoc. Medica Norteamericana) llegó a la conclusión de que la mayoría de estos autodenominados sanadores, no eran más que unos grandes estafadores.

sanador-fotosPor el contrario, la investigación realizada por Jorge Meek, a pesar de haberse topado con más de un fraude, constató la realidad de todos estos hechos además de la materialización de sangre, órganos humanos y tejidos de la misma manera que se han detectado objetos de un origen desconocido que definitivamente no eran humanos; fueron muchas las filmaciones que se realizaron con la finalidad de probar todo esto, y también es conocida la existencia de fotografías, pero como son tomadas desde lejos, esto provoca una exclusión, por lo menos de la eventualidad de una posible hipnosis colectiva.

Por otro lado, los exámenes que fueron realizados una vez terminadas las operaciones dejan a la vista que la sangre que se recoge no siempre coincide con el grupo sanguíneo de los pacientes y hasta muchas veces se ha llegado a probar que la misma es de origen animal. El Doctor Sigrun Seuteman, un médico homeópata ha supervisado alrededor de 6.000 operaciones hechas por algún sanador, y estima que en un 95% de los casos revisados, el tejido que aparece comúnmente en la de la superficie del cuerpo no tiene nada que ver con el tejido humano. No obstante se ha logrado constatar que varios pacientes han tenido la oportunidad de haber experimentado efectivamente una considerable mejoría en su estado patológico una vez que la intervención finalizo. Por su parte, Los parasicólogos suelen ser bastante escépticos con respecto a los poderes reales que poseen los sanadores. Por último queremos decir que tal y como se observa, este tema de los sanadores es muy controvertido. La verdadera pregunta que se debería realizar es la manera en la cual el fraude se lleva a cabo, es decir, de qué manera aparece la sangre y como se manifiestan los tejidos extraños.



(c) www.tarotyvidencias.com | contactarnos